4º Aniversario Dream Nepal

Hoy, 3 de noviembre, se celebran cuatro años de la fundación de Dream Nepal. Desde entonces y con el objetivo siempre de rescatar de la prisión a los niños y niñas que se ven obligados a permanecer en ella junto a sus madres por haber cometido éstas algún delito, hemos abierto dentro del Proyecto MalaHome, dos casas de acogida -MalaHome y MalaHome Valora.t- y hemos creado el Proyecto Youth Nepal, un piso tutelado para facilitar la independencia a las niñas que han alcanzado la mayoría de edad y se ven obligadas por ley a salir de MalaHome.

Por MalaHome y MalaHome Valora.t han pasado ya más de cuarenta niños y niñas, algunos de los cuales han regresado con sus familias mientras que otros treinta y cinco permanecen con nosotros a la espera de que sus madres alcancen la libertad. Con Dream Nepal, tienen un hogar, alimentación adecuada, asisten a la escuela y reciben atención sanitaria y psicológica que les permite vivir un desarrollo psicosocial adecuado, sin perder nunca el contacto regular con sus madres y a aquellos que se marchan, les seguimos ayudando en materia de salud y escolarización si su familia no puede asumirla.

Estos proyectos no sólo benefician de forma directa a los niños acogidos sino también, de forma indirecta, a sus madres que se sienten más tranquilas, a las diecisiete personas locales que trabajan de forma directa a diario y al tejido económico del barrio donde están situadas las casas, donde compramos alimentación a diario, donde asisten a la escuela y genera trabajo a otros profesionales.

Paralelamente seguimos desarrollando los proyectos Dress Nepal (de recogida de ropa para los niños) y Health Nepal (de mejora de la atención sanitaria a niños de otras casas de acogida) con los que atendemos a cien niños.

En Dream Nepal estamos muy satisfechos de la labor realizada hasta ahora pero aún quedan muchos niños mayores de tres años en las prisiones nepalís, un lugar donde nunca deberían haber entrado o del que deberían haber salido al cumplir esa edad y es por eso que queremos aprovechar este cuarto aniversario para reforzar nuestro compromiso con esta causa y seguir trabajando, abriendo nuevas casas de acogida, hasta que no quede un solo niño en un lugar que no le corresponde sino que pueda vivir una infancia digna.

Queremos dar las gracias a nuestros cien socios, a todos los amigos que han participado y participan en nuestras actividades, a todos los que alguna vez nos han visitado interesándose por el Proyecto, a todos los que nos seguís en las redes sociales, a todas las entidades que desde hace cuatro años apoyan nuestra iniciativa y colaboran para que unos niños de los que casi nadie se acuerda, tengan un desarrollo adecuado y, especialmente, queremos agradecer enormemente a nuestros diecisiete compañeros y compañeras en Nepal que trabajan día a día, sin los cuales todo esto no sería posible.

A %d blogueros les gusta esto: